Las reuniones son tóxicas

Esta es una de las máximas del libro Rework de Jason Fried y David Heinemeier Hansson. En él se dan bastantes explicaciones que demuestran que es así, que las reuniones son tóxicas, pero fundamentalmente las que afectan al mundo del diseño de páginas web tienen su distinto grado de toxicidad:

1.- Requieren un corte en la rutina de trabajo. En el mundo web donde generalmente nos enfrascamos en líneas de código y creatividades un corte supone una perdida de la contextualización de lo que estamos haciendo.

2.- Es muy fácil a lo largo de una reunión que la conversación derive en temas triviales con la consiguiente perdida de tiempo.

3.- La mayoría de la información que se obtiene es oral por lo que requiere una posterior recopilación de dicha información en formato digital o si tomas notas un repaso de las mismas.

4.- Fijar una reunión requiere desplazarse al lugar de la reunión con el riesgo de que el cliente se retrase o haya algún contratiempo que al final derive en más perdida de tiempo.

Por eso en Kaladrian Studio nos planteamos las reuniones de una forma menos convencional:

1.- Si podemos las evitamos. Tenemos clientes a los que NUNCA les hemos visto la cara, toda la comunicación ha sido vía mail y puntualmente por conversación telefónica.

2.- Intentamos definir un horario de trabajo inalterable dejando las reuniones para horarios marginales como última hora de la semana, los viernes por la tarde son menos productivos, o incluso en fin de semana, es lo que tiene ser autónomo…

3.- a ser posible nos reunimos con una sola persona a lo sumo dos, pues si se juntan más las conversaciones se entrelazan, se pierde el hilo de las mismas, e incluso entre los integrantes de la empresa cliente a veces no se ponen de acuerdo.

Así pues entiende que no es que no nos quereamos reunir es que solo lo haremos si es estrictamente necesario.

Deja un Comentario