¿Por qué no me pagas?

He hecho mi trabajo, el trabajo por el que me has contratado, por el que acordamos un precio y por el que hemos firmado un contrato. Lo he hecho bien, he dedicado mi tiempo y mis recursos en hacerlo, le he puesto todo mi empeño, incluso mi cariño, para que el resultado fuera satisfactorio y he dejado de hacer otras cosas para desarrollar tu proyecto.

Quizás no sepas todo el esfuerzo que conlleva realizar un proyecto como el tuyo, quizás pienses que “le doy a una tecla” y se hace solo. Lo siento te equivocas y creo que ni siquiera alcanzas a vislumbrar lo que se requiere:

1.- En primer lugar se requiere más de una persona: hoy en día ya no se puede saber de todo, se requieren conocimientos de diseño, programación, administración de servidores (alojamiento), posicionamiento, redes sociales… por lo que para realizar tu proyecto hemos trabajado más de una persona.

2.- Formación: no nacimos aprendidos, todo en la vida se aprende, a veces a gorrazos (más de las que se debería), y muchas otras invirtiendo tiempo y dinero en formación.


3.- Tiempo: a estas alturas a nadie se le escapa que el tiempo es dinero, pero lo que la gente no ve muchas veces es que cuando inviertes tiempo (dinero) en hacer algo y pierdes la inversión lo pierdes dos veces: el tiempo obviamente invertido, y que perdiste la oportunidad de hacer otra cosa.

4.- Recursos: es otra forma de dinero, pero he necesitado para hacer tu proyecto equipos informáticos, internet, servidores, mobiliario, gasolina para ir a verte,…

5.- Impuestos: a mi también me duele, pero tengo que pagar impuestos, y los pago religiosamente así como una asesoría.

No me cuentes que te deben dinero y por eso no me pagas, quizás ayude a tu conciencia pero nadie te obligó a contratarme, yo no voy por ahí gastándome el dinero que me debes, porque si no lo tengo no lo gasto. Si en vez de un proyecto web fuera una comida en un restaurante seguramente opinarías como yo, o acaso vas a comer un restaurante y cuando llega la hora de pagar le dices al camarero: “no puedo pagarte porque me deben dinero”.

Sencillamente lo que haces es una injusticia, doblemente injusta:

A TI: te deben dinero pero no te privas de mi trabajo

A MI: me has hecho perder el tiempo trabajando para ti y me tengo que privar de bienes y servicios porque no me pagas.

¡ES SIMPLEMENTE INJUSTO!

 

 

Deja un Comentario